Aedifica

Arquitectura en primera persona

Limpieza de primavera: eliminar manchas de humedades

La primavera es la época aprovechada por muchos para realizar la ya tradicional limpieza y puesta a punto del hogar. Y entre las causas más frecuentes que encontramos para tener que fregar y pintar paredes están las temidas manchas de humedad. En este sentido, destacan las manchas de humedad por condensación, que suelen aparecer en invierno, pero que también en verano pueden brotar debido a la combinación de elevadas temperaturas y altos niveles de humedad.

Para eliminar las manchas de humedad recomendamos la tradicional limpieza con agua templada, lejía y detergente, pero con mucho cuidado de proteger manos con guantes y ojos con gafas protectoras. Una vez eliminada la mancha y seca la pared, podemos proceder a pintar. Pero recuerda que todo esto debes de hacerlo siempre sólo después de haber atajado el origen del problema. Por ello, si te enfrentas a un problema de humedades, te aconsejamos recurrir a servicios profesionales como los que te brindamos desde Arquitectura por Horas, porque limpiando y fregando ocultarás el problema, pero no lo resolverás.

Conocer un poco más sobre las humedades por condensación

La humedad por condensación provoca un deterioro en las condiciones de habitabilidad, proliferando las colonias de hongos que se extienden en las superficies y que se suelen presentar en puentes térmicos, habitaciones poco ventiladas y zonas donde la humedad relativa del aire es alta (baños, cocinas, piscinas, etc.). Otro factor que incide es la ocupación de la vivienda: cuantas más personas, mayor humedad (50/80 gr. de vapor de agua/h por persona); también el lavar y secar ropa en el interior de la vivienda o la escasa ventilación pueden provocar la aparición de las temidas manchas.

Para prevenir este tipo de humedades los muros y los techos deben cumplir con un coeficiente de transmisión térmica “U” inferior a 0,85 W/m2 K, se deben eliminar los puentes térmicos, es conveniente que las habitaciones posean ventilación cruzada interior, generando circulación y renovación de aire en todos los sectores de las mismas, se debe garantizar la ventilación correcta y aireación del local, así como limitar el aporte de humedad “extra” que provocan ciertos equipos como cocinas, planchas, calefactores, etc.

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *