Aedifica

Arquitectura en primera persona

Pasar la tarde de Halloween

La celebración de Halloween es una de esas tradiciones que ha arraigado rápidamente entre nosotros. Festejada principalmente en países anglosajones, la también conocida como Noche de Difuntos tiene su origen en la cultura celta, si bien su mayor exponente de propagación ha residido en la fuerza de los medios de comunicación.

En este sentido, son los más jóvenes quienes con más regocijo disfrutan de la víspera del Día de Todos los Santos, seguidos de cerca, eso sí, de los más pequeños. Pensando en estos últimos, os proponemos algunas sencillas manualidades con las que pasar una entretenida tarde de Halloween:

1.- Recorte de siluetas terroríficas. Según la edad de los niños, podéis ayudarles haciendo vosotros las plantillas o, sencillamente, sorprenderos con su capacidad imaginativa.

 2.- Fantasmitas. Echad mano de vuestra creatividad para dar vida a unos cuantos poltergeists.

3.- Otro clásico que no puede faltar son las calabazas. Si os va a suponer mucho engorro vaciar algunas naturales, podéis comprar algunas básicas por menos de un euro o, sencillamente, fabricarlas vosotros mismos con papel. En cualquier caso, lo más sencillo es, simplemente, pintar algunas con un rotulador negro.

4.- Un toque dulce. No hace falta ser un experto en repostería para cocinar algún dulce con un pequeño toque de susto, pero si tienes grandes habilidades puedes crear pequeñas obras de arte.

5.- Guirnaldas de todo tipo para pasillos o exteriores.

6.- La casa del terror. Estas casas son muy sencillitas de hacer, sobre todo si utilizáis como base algunas cajas vacias.

 

¡Os deseamos un feliz y terrorífico Halloween!

 

Compartir por


1 comentario sobre
"Pasar la tarde de Halloween"

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *