Aedifica

Arquitectura en primera persona

¿Porqué escribir un blog sobre domus romanas?

Desde pequeño me han interesado las construcciones. Pasabas horas jugando intentando construir con Legos, Exin Castillos y todo lo que tenía a mano, edificios lo menos efímero posible en la medida de las posibilidades, teniendo en cuenta que pertenecer a una familia numerosa, las reducía estrepitosamente.

blog1_teatroTambién recuerdo a toda la familia yendo camino al Teatro Romano, esas noches de verano, a ver una función, en plan picnic campestre con su botella de casera, la tortilla y los filetes empanados. Era una ocasión única y especial que aprovechábamos muchas familias de Mérida para ir al Teatro. Tendría que preguntarlo, pero me imagino que los niños no pagaríamos entrada (o sería muy reducida) para que todos los veranos, no fuésemos dos o tres veces al teatro. Siempre eran comedias, recuerdo en especial una versión de Golfus de Roma, con una excavadora entrando en escena, aunque ahí ya era yo más mayorcito.

El interés por las construcciones terminó desembocando, gracias a D. Eloy J. Peña (otro día contaré la historia) en que estudiase Arquitectura Técnica en Sevilla, donde en la asignatura Historia de la Construcción tropecé con la historiadora Amparo Graciani para la que realicé una traducción de parte de un libro francés sobre construcción romana. Leyendo este libro (creo que era La construction romaine: materiaux et techniques, de J.P. Adam) descubrí, entre otras cosas, que las casas romanas podían tener varias plantas. Hasta entonces, no me lo había planteado.

Continué mis estudios en Sevilla, donde terminé Arquitectura y realicé los cursos de doctorado en Rehabilitación Arquitectónica y Urbana. Hace un año cursé el Máster en Arquitectura y Patrimonio Histórico de la Universidad de Sevilla, que ha concluido con un Trabajo Fin de Máster denominado “Nuevos caminos a la domus en Augusta Emérita”, lo que me ha permitido, durante el proceso de documentación, acercarme de nuevo, y mucho, al Patrimonio Histórico de mi ciudad natal.

Si estaba escrito en alguna parte que yo tenía que acabar escribiendo de algo en algún momento, visto lo anterior, parece lógico pensar que fuese sobre casas romanas de Mérida.

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *