Aedifica

Arquitectura en primera persona

Proyectando el Centro de Recepción de Visitantes de Mérida. El programa

Como se ha venido señalando, el programa del Centro debe dar solución a múltiples necesidades y las soluciones deben ser acordes a la distribución original de la Casa de los Mármoles (referencia, de ahora en adelante) para que no se desvirtúe la tipología. Se persigue, que el visitante sea capaz de reconocer los espacios que previamente haya visto en la visita al C.R.V. cuando la finalice en la Casa de los Mármoles, en el Recinto Arqueológico de Morería.

Así se plantea reproducir el esquema distributivo de la casa de referencia, ajustando la planta para adaptar la distribución al hecho de que la original se encuentra adosada a la muralla fundacional de la ciudad y que esta fachada (medianera) queda sesgada respecto a los ejes y fachadas de la vivienda.[1] Así, para configurar la planta del C.R.V., se ha partido de la mitad este de la vivienda y se ha repetido simétricamente con respecto al eje principal longitudinal de la vivienda (norte-sur). La planta resultante es semejante a la de la casa de referencia.

PLANTAS

El programa a desarrollar se implanta en solución que se proyecta respetando los usos originales, en la medida de lo posible. Por ejemplo, el espacio anteriormente ocupado por las tabernae, es destinado a la tienda de recuerdos y taquilla del consorcio (en verde) y el ocupado por el vestibulum acoge en la propuesta que planteamos el vestíbulo de acogida de visitantes. En este punto, nos permitimos una licencia proyectual (por razones de seguridad y funcionalidad) al conectar estas estancias entre ellas, cuando el acceso a cada una de las estancias originales en el siglo IV, era independiente desde la calle. De cualquier manera, para rememorar este hecho, se han dejado los accesos, fielmente replanteados en la fachada, aunque sin ser practicables. Se ha respetado el tamaño de las estancias.

planta colores

Distribución de usos en CRV

Como en la Casa de los Mármoles, la edificación se organiza entorno a un patio central, cuyas proporciones y materiales se repiten, rodeado por un corredor columnado perimetral que va dando acceso a las estancias (se mantienen los materiales, proporciones y la utilidad de este corredor). En el ala oeste de la casa de referencia se distribuían sucesivamente la culina (y la letrina detrás), el tablinum y un cubiculum. A la letrina se tenía acceso desde un pasillo independiente. En el C.R.V. que proponemos, se repite la sucesión de estancias, así como los materiales con que están constituidas, los accesos, las proporciones y alojarán réplicas de mobiliario y herramientas. En esta zona conforma el Centro de Interpretación de la vida romana (en marrón). La ubicación de la letrina se corresponde con la original (tras la culina) aunque no se ha mantenido el acceso independiente por razones de seguridad y control.

En el ala este de la propuesta se organiza una Sala de Exposiciones (en turquesa) que ocupará el espacio que, en la vivienda de referencia ocupan una serie de cubiculum. Aunque esta sala, por motivos funcionales, requiere un espacio amplio y diáfano, se ha optado por repetir en el techo la modulación de los muros delimitadores de los cubiculum, perpetuando la información original. En esta sala se mostrará el conjunto patrimonial emeritense, de manera que los visitantes tengan una percepción conjunta e instantánea.

En la cabecera de la vivienda, en prolongación del eje longitudinal se ubica el triclinium (en violeta), espacio destinado a la cena familiar o entre amigos. Repitiendo la forma, el acceso, los materiales y respetando el uso, en esta zona se plantea la ubicación de una pequeña sala de conferencias donde poder tener reuniones, presentar libros, etc. La zona absidiada trasera original, se respeta como fondo del escenario de la sala, con su enmarcado con columnas.

En el corredor se repiten la exedras originales y tras ellas se ubican los aseos masculinos y femeninos. Se ha optado por su separación por sexos tras estas piezas arquitectónicas para potenciar los tránsitos en el peristilo y mantener la fuerte simetría existente en la casa de referencia. Junto a estas piezas y, colindantes con la sala de conferencias, en los espacios originalmente ocupados por bodegas, despensas y habitación auxiliar, se han implantado, en el ala este, las oficinas del departamento de difusión del Consorcio de la Ciudad Monumental (en crema, con un programa más compartimentado, como en la casa de referencia) y, en el ala oeste una sala de exposiciones temporales (en turquesa), que quedará abierta a contener exposiciones de toda índole y que sirve de inicio de la visita a los monumentos de la ciudad.

La existencia de los restos de una escalera, ha llevado a los arqueólogos a la conclusión de que la Casa de los Mármoles, tuvo dos plantas, al menos parcialmente. Repitiendo este aspecto, se ha dotado de una planta superior al C.R.V., inicialmente sin uso. Persiguiendo la proporción volumétrica adecuada de la solución que se plantea, esta planta superior se ha previsto abuhardillada. Para darle acceso, se ambas alas se insertan sendas escaleras técnicas hacia el nivel superior.

El oecus de la Casa de los Mármoles, se repite en la propuesta de C.R.V. Como en el resto de los casos, los materiales, proporciones y usos se mantienen, para facilitar el reconocimiento de los espacios, por el público, cuando visiten los restos de la Casa de los Mármoles en el Recinto Arqueológico de Morería.

En próximas entradas de este blog, intentaremos mostrar el proceso proyectual, desgranando los condicionantes, bibliografía, normativas, diseños y otras fuentes consultados para el diseño de los distintos espacios y elementos, la determinación de los materiales a emplear, etc.


[1] Es preciso señalar que la orientación del Centro de Recepción de Visitantes es diametralmente opuesta a la de la Casa de los Mármoles. De este modo, se mantiene el eje longitudinal con orientación (aproximada) norte-sur pero, mientras que en la Casa de los Mármoles el acceso se realiza por la fachada Sur, en el C.R.V se realiza por la norte. Las menciones cardinales que se hacen en esta entrada se refieren a la orientación de la Casa de los Mármoles

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *