Aedifica

Arquitectura en primera persona

El Centro de Recepción de Visitantes de Mérida. Ordenando los itinerarios

Aunque desde hace más de un año, venimos trabajando, sobre el concepto de un Centro de Recepción de Visitantes en Mérida, desarrollando la idea original del Consorcio de la Ciudad Monumental, hasta hace unos días, no nos ha sido encomendada la redacción de un proyecto Básico y de Ejecución que la desarrolle.

Introducción histórica
Si en el Alto Imperio Emérita desempeña un papel protagonista en la Lusitania como capital provincial, en el siglo IV, a causa de unas reformas administrativas del Estado, se convierte en sede del Vicario de Hispania, es decir, una suerte de capital peninsular.

Así pues, el Bajo Imperio marcará el punto más alto que alcanzase Emerita en su historia. Ello tiene reflejo en la restauración y mantenimiento de la arquitectura pública, en la expansión urbana y en las transformaciones operadas en las grandes casas señoriales para adaptarlas a los gustos y moda imperante.

La “Casa de los Mármoles” localizada en el Área Arqueológica de Morería, es el mejor exponente de arquitectura doméstica de la etapa romana-tardía. Una etapa que, sin embargo, en otros núcleos urbanos se califica de crítica, por una grave recesión económica que va acompañada de abandono de la ciudad por parte de las élites sociales para instalarse en el medio agrícola en las villae. Al tiempo muchas ciudades acusan un declive que las merma de población, algunas hasta el límite de la desaparición, en el caso de Mérida hemos de hablar de florecimiento.

Este hecho diferencial de Emerita merece ser destacado y presentado al gran público, ya que tradicionalmente el discurso expositivo al público se ha centrado (y limitado) en una Emerita de fundación augustea que cuenta con todos los elementos de una ciudad del Alta Imperio creada a espejo de Roma.

La propuesta
La propuesta que se plantea pretende dar solución a una serie de cuestiones existentes en las visitas de los turistas a la ciudad:

• Ordenar los recorridos de los visitantes en la ciudad, con el objetivo de una mayor y más profunda difusión del patrimonio de la ciudad, al mismo tiempo que se potencia la prolongación de las estancias,
• Facilitar y ordenar el aparcamiento para los visitantes, resolviendo de esta manera las interferencias que se puedan producir con el tráfico y la población local,
• Centrar los recorridos de los visitantes, acercando recintos monumentales a las visitas, de manera que no se queden “descolgados” por alejados, algunos de ellos,
• Mostrar de manera ordenada, sencilla y conjunta, el conjunto patrimonial de la ciudad, en una gran sala, de manera que el visitante pueda tener un conocimiento global del patrimonio emeritense y organizar su estancia en la ciudad.
• Ser taquilla general donde sacar las entradas conjuntas a los monumentos de Mérida,
• Formalizar un centro de interpretación de la vivienda y vida cotidiana, ya que se trata de un aspecto que queda muy cercano emocionalmente a los visitantes lo que facilita su difusión (primer principio de Tilden).

Para ello se plantea la construcción del Centro de Recepción de Visitantes en la parcela de la denominada Casa del Anfiteatro, en comunicación directa con el amplio aparcamiento existente (antiguo cuartel de los militares) y el Museo Abierto de la ciudad. Esta localización centrará los recorridos de los visitantes, acercando, por ejemplo, los restos del circo romano y la Basílica de Santa Eulalia, al mismo tiempo que resuelve el problema del aparcamiento (tanto de vehículos particulares como autobuses) para los visitantes.

El Centro de Recepción de Visitantes dispondrá de unas taquillas donde adquirir la entrada conjunta a los monumentos de la ciudad, lo que sumado a su localización, facilitará la creación de nuevos itinerarios, siendo una fachada de inicio de la ruta turística. De este modo, se evita que todos los itinerarios comiencen en el Teatro Romano, como ocurre en la actualidad, dando mayor visibilidad a otros monumentos (en este caso, el primer hito sería la casa del Anfiteatro, que sería atravesada por los visitantes en sus recorridos).

Profundizando en la idea de organización de los itinerarios, se plantea que la morfología del Centro de Recepción de Visitantes, recuerde la de la denominada Casa de los Mármoles. De este modo, siendo éste el inicio de los recorridos, se crea la expectativa de llegar hasta el Área Arqueológica de Morería, donde se podrá contemplar el inmueble original. La morfología del Centro debe ser tal que acoja un Centro de Interpretación de la vivienda (se usa la tipología y morfología del Centro en sí) y la vida cotidiana, para lo que será necesario recrear la vida doméstica romana, hacer talleres didácticos, etc en determinadas estancias. Esto da lugar a un programa desarrollado que acoja todos los usos.

Con este proyecto (una suerte de recreación de la “Casa de los Mármoles“) se trataría de fomentar un discurso diacrónico que reivindique la singularidad de Mérida en el Bajo Imperio y que sirva de puente para explicar la postrera importancia de la ciudad en época Visigoda y Altomedieval islámica.

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *