Aedifica

Arquitectura en primera persona

Proyectando el Centro de Recepción de Visitantes de Mérida. El CTE

Como decíamos en un post anterior, el Centro de Recepción de Visitantes que estamos proyectando está claramente inspirado en una domus romana (la de la Casa de los Mármoles) y por ello repite su estructura organizativa y muestra las proporciones y aspectos organolépticos de ésta conteniendo, incluso, una zona donde se expondrán réplicas de mobiliarios, útiles y enseres de la época. Esta tipología representa una variación significativa con respecto a las tipologías constructivas actuales existiendo diferencias en cuanto a alturas y esponjamiento de las plantas, la distribución periférica y la configuración con crujía única, que varían las condiciones de partida sobre las que están generados los Documentos Básicos del CTE.  Es por esto, por lo que partimos directamente de asegurar el cumplimiento de cada uno de los requerimientos básicos.

En el diseño del CRV hemos acometido cada uno del siguiente modo:

Seguridad estructural. Entendemos que este requerimiento es fundamental e ineludible, por lo que se proyecta el CRV de manera que se cumplen las condiciones de DB-SE. Para ello, se opta por la utilización de materiales (hormigón, acero, ladrillos y madera) que tienen su desarrollo en Documentos Básicos específicos para la constitución de la estructura del edificio y utilizar otros para la envolvente de la misma.

Seguridad en caso de incendios. Como se señalaba más arriba se persigue que los ocupantes puedan desalojar el edificio en condiciones seguras, que se pueda limitar la extensión del incendio dentro del propio edificio y los colindantes y que se permita la actuación de los equipos de extinción y rescate. A este respecto hay que definir al ocupante de este edificio y como lo usa, además de su tipología y organización de los espacios (como veremos más adelante, la existencia del gran patio central porticado condiciona y diferencia a este edificio). Por un lado estarán los trabajadores fijos (6-7 personas, mayoritariamente concentradas en la zona de oficinas) y los visitantes. Éstos últimos serán numerosos (normalmente llegan agrupados por autobuses, amén de visitantes individuales) pero su uso será esporádico y de corta duración (estimamos 30 minutos). En la sala de conferencias si podrán producirse utilizaciones más prolongadas en el tiempo por un grupo numeroso. La gran altura de los pisos, junto con el atrium porticado central reduce la afección que el humo puede provocar a la evacuación de los visitantes que queda asegurada con creces. Los existencia de este atrium y las alturas de las piezas, también favorece la limitación de la extensión del incendio, al provocar una mayor atenuación térmica que afecte a los elementos estructurales. Esto ocurre en especial en el corredor perimetral al patio, cuya estructura de cubierta es de madera y se sitúa a 4.00 del suelo y todo él queda abierto al patio. La planta de este edificio es muy “esponjada” respecto a tipologías actuales, con lo que no tiene mucho sentido la limitación establecida en DB-SI-4 para la instalación de bocas de incendios, por ello la sustituimos por la de columna seca, de manera que los equipos de extinción puedan disponer de agua en mangueras en el interior, pero suministrada desde camiones autobombas en el exterior. Se complementa esta sustitución con la incorporación de un sistema de detección de incendios, aunque no sea preceptiva según el DB.

Seguridad de utilización. Se cumplen, de manera general, las prescripciones según el DB-SUA correspondiente. Sin embargo es preciso tener en consideración la singularidad de la zona del edificio donde se sitúa el Centro de Interpretación de la Vida romana, en lo que puede suponer riesgo causado por iluminación inadecuada, ya que en esta zona se prevén unos niveles de iluminación reducidos rememorando los existentes en la época. También es preciso tener en consideración la resbaladicidad de los suelos, ya que se proyectan con opus signinum (replicando los originales) que lógicamente no quedan clasificados según DB-SUA-1, ya que se trata de suelos ejecutados “in situ” de manera artesanal. Los suelos de mármol estarán acabados al corte, flameados o abujardados para conseguir rugosidad y cumplir lo prescrito en DA DB-SUA-3.

Salubridad. El grado de protección frente a la humedad del edificio se justifica, en general, con el cumplimiento del DB-HS aunque, por ejemplo, la existencia de piezas especiales en la fachada (enmarcado de puerta principal) inspiradas en existentes de la época imposibilita el cumplimento, si bien las condiciones de estanqueidad de la fachada y de la cubierta quedan aseguradas.

Protección frente al ruido. Queda asegurada la limitación dentro del edificio, en condiciones normales de utilización, del riesgo de molestias o enfermedades que el ruido pueda producir a los usuarios. Al no existir usuarios individuales, sino que pueden considerarse uno único (todo un grupo de visitantes) no existen molestias de unos a otros, salvo el caso la sala de conferencia, cuyo aislamiento se justifica. También se justifica la protección del personal de la oficina de difusión del Consorcio. Por otro lado, la posible afección del uso de este edificio a otros colindantes es muy reducida debido a la configuración tipológica que rememora la casa romana (no dispone de huecos en fachada en la planta baja), el edificio no se encuentra adosado a otros y los espesores de los elementos compartimentadores son elevados. También se justifica el aislamiento de los equipos y máquinas.

Ahorro de energía. Queda garantizado el bienestar de la sociedad y la protección del medio ambiente. Debido a la configuración tipológica y al uso del edificio, existen una gran cantidad de espacios que quedan abiertos durante su uso (es más, no pueden ser usados de otra manera) tales como el Centro de Interpretación de la vida romana, las salas de exposiciones, el vestíbulo, etc en los que no es posible calcular la limitación del consumo energético, ya que será constantemente ajustado. Esta limitación se calculará para la sala de conferencias y las oficias. La eficiencia energética de las instalaciones de iluminación queda justificada, aunque la elección de los equipos se ha realizado en función de esta eficiencia y el acomodo en el diseño rememorativo de domus romana.

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *